La Embajadora Beate Stirø (al medio en vestido blanco), junto con otros participantes de la II Consulta Regional sobre los DD.HH. y EmpresasLa Embajadora Beate Stirø (al medio en vestido blanco), junto con otros participantes de la II Consulta Regional sobre los DD.HH. y Empresas

Noruega en la Consulta Regional de DD.HH. y Empresas

Gran interés despertaron las experiencias de Noruega en la II Consulta Regional de América Latina y el Caribe sobre los derechos humanos y las empresas, realizada a fines de enero en Santiago.

140 representantes de gobiernos, empresas y sociedad civil de toda la región participaron en la consulta, auspiciada por Noruega y organizada por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, Grupo de Trabajo de la ONU sobre los derechos humanos y las empresas y la CEPAL. 

Entre los invitados estuvieron también el abogado Frode Elgesem, miembro del Punto de Contacto de Noruega de la OCDE y la vicepresidente senior, Rachel Groux de la empresa estatal noruega Statkraft.

La consulta confirmó que los Principios Rectores de la ONU sobre los Derechos Humanos y las Empresas, desde su adaptación en 2011, se han convertido en una herramienta cada vez más importante para los gobiernos, las empresas y la sociedad civil.

Noruega fue mencionada como país pionero en varias áreas, incluyendo la política de propiedades públicas, una nueva ley de adquisiciones públicas, así como la igualdad en el lugar de trabajo.

Un tema recurrente fue la necesidad de contar con una política pública clara para promover el respeto por los derechos humanos en los negocios, la necesidad de aumentar el conocimiento de la materia como también el intercambio de buenas prácticas, tanto en el sector público como en el privado.

Noruega como país pionero

De acuerdo a un informe de 2015 sobre la propiedad del estado del Consejo de los DD.HH. de la ONU, Noruega, Finlandia y Suecia se resaltan como precursores. La vice presidente senior de la empresa estatal Statkraft, Sra. Rachel Groux, compartió sus experiencias, y la franqueza de la compañía sobre los desafíos que ha tenido respecto a grupos indígenas fue aplaudida.

Las experiencias en mediación del Punto de Contacto noruego de la OCDE (PNC) despertaron mucho interés y la organismo recibió elogios por haber contribuido de manera constructiva en resolución de asuntos complejos y por prevenir problemas futuros a través de cursos de capacitación.

Reglas sobre adquisiciones públicas en Noruega fueron también mencionadas como ejemplos a seguir. En América Latina las adquisiciones públicas constituyen un 10 a 12 por ciento del PIB en promedio. Hoy en día existe una red interamericana de adquisiciones públicas y varios países están en el proceso de elaborar requisitos más claros para el respeto de los derechos humanos en la contratación pública.

Las políticas públicas en desarrollo

Los Planes Nacionales de Acción, PNA, fueron destacados como una herramienta importante para definir cómo dar seguimiento a los principios rectores de la ONU en la práctica, para hacerlos más conocidos y para facilitar el diálogo entre las empresas, la sociedad civil y grupos indígenas.

Chile está en la etapa final y Perú está en el proceso de elaboración de los PNA. Como ejemplo, fue mencionada como la compañía estatal de petróleo de Chile, ENAP, ya está integrando el respeto por los derechos humanos en sus operaciones, por creer que es valioso en el largo plazo.

Dos eventos noruegos

Un evento organizado por la embajda junto con el ACNUDH  participaron más de 20 destacados abogados de grandes empresas chilenas. Frode Elgesem expuso sobre “Por qué abogados corporativos deberían preocuparse de los derechos humanos”.

En un desayuno para empresarios, organizado junto con la embajada holandesa y donde Pacto Global Chile jugó un papel protagónico, participaron las empresas noruegas FoodCorp, Statkraft, Gearbulk y DNB, y además empresarios chilenos, colombianos y holandeses.


Bookmark and Share